Nuestros Chocolates y el Vino

Encontrar el perfecto balance de sabores entre un chocolate y un vino es una tarea deliciosa pero nada sencilla porque, como el vino, el chocolate también tiene una infinidad de variantes en sabor, textura, notas y taninos.

Maridar chocolate con vino es un tema muy en voga y la obsesión de muchos sommeliers y chocolateros.

Nuestra primera sugerencia es que el vino tiene que ser un poco mas dulce y suave que el chocolate con que se combina, de otra forma el sabor de la mezcla tenderá hacia lo amargo o acido. Es decir, un vino suave y ligero se complementa con un chocolate de sabor suave y ligero y un vino con mas cuerpo y sabor mas intenso se puede disfrutar con un chocolate mas amargo y fuerte.

En general el chocolate blanco es mas suave y dulce haciéndolo un gran candidato para maridar con un Jerez, o un Moscatto. Estos dos intensificarás la cremosidad del chocolate blanco.

El chocolate de leche o mixto, combina muy bien con un Pinot Noir o un Merlot de cuerpo ligero, y hace una extraordinario maridaje con un champagne o un oporto suave.

El chocolate obscuro o chocolate amargo requiere un vino que ofrezca un sabor robusto y algunas notas de chocolate y nueces.  Prueba un Cabernet Sauvignon o un Zinfandel con un chocolate amargo o incluso un Merlot o Pinot Noir para combinar con chocolate que este entre el 55% y 65% de cacao. También obtendrás un excelente maridaje con un Oporto y el chocolate oscuro.

No existe una ciencia exacta para el maridaje, así que te sugerimos experimentar con tus propias combinaciones y si vas a hacer una degustación de vinos y chocolate empieza por los mas suaves y ve avanzando según la intensidad de tus chocolates y tus vinos. Veras como van cambiando los sabores tanto en el vino como en el chocolate y descubrirás nuevas notas de sabor y texturas en cada probada. Invita a algunos amigos y hagan de esta actividad una noche original , divertida y deliciosa!

© Binny Brun 2017 | Aviso de Privacidad | Términos y Condiciones | Designed by: Bioxnet